lunes, 18 de octubre de 2010

La vida me abandona por momentos,
el soplo de los días es leve,
y las miradas de la gente
se pierden en el aire poluto.
Sombras, borrones de tinta
que no significan nada,
paredes vacías y blancas.
Manos que tiemblan
al recuerdo del frío de otoño,
y la belleza gris y traslúcida
de las cosas.
Palabras a media voz,
susurros que levantan brisa,
la caricia última de una sábana
cuando llega el final.
Una mano enredada en tu pelo
contempla el ocaso del mar,
unos ojos verdes de océano
y después, tan sólo oscuridad.

3 comentarios:

  1. Eres tan dulce...
    :) Me alegra haberte conocido!

    ResponderEliminar
  2. Podria describirme en una linea de palabras: claro que si. La vida me abandona por momentos!

    u.u será que me siento asi
    hermoso, me encanta un beso

    ResponderEliminar