miércoles, 21 de abril de 2010

¿Para qué seguir caminando,
si el horizonte nunca acaba,
ni hay lugar al que llegar
al final del viaje,
si cada paso es más difícil
que el anterior
y empiezas a sentir
que todo ha perdido
el sentido?

Nubes negras en el cielo;
mirando atrás,
echo de menos esos días azules,
cuando tan sólo me preocupaba
vivir,
contigo.

1 comentario:

  1. Puedo regalarte una sonrisa? Puedo empezar por ahí?...
    Sólo eso

    ResponderEliminar